viernes, 15 de noviembre de 2013

Anécdotas de la vida de Rousseau

A quién le de pereza leerlo he destacado en negrita lo más importante

Su madre murió en el posparto, nueve días después, su padre era relojero, olvidó la pérdida de su madre en brazos de ‘’la tía Suzon’’. Su padre lo abandona y es recogido por un tío materno que le envía al campo, a casa de un pastor calvinista.
De los diez a los 12 años es sometido por primera y única vez a una disciplina escolar.Cuando vuelve a Ginebra esta al cuidado de un escribano y luego como aprendiz de un grabador que le pega , Rousseau le robaba los espárragos y la fruta.
Tenía mucho afán por los libros, lee todo lo que cae en sus manos, alquila libros, pero su amo los quema. 
Un domingo regresa de una escapatoria al campo y se encuentra las puertas de la ciudad cerradas, lo interpretó como una señal del destino y emprende una vida errante, que es lo que más le gusta.Con dieciséis años vagabundea por tierras de Saboya, en Annency encuentra a una hermosa dama que tiene como misión convertir al catolicismo a los descarriados, prendado por su belleza se deja convertir.
Entra al servicio de la señora de Vercellis, cuando muere, se apropia de una condecoración vieja, el robo es descubierto y acusa a la sirvienta, los dos son despedidos. El recuerdo de esta cobarde acción le perseguirá toda su vida.
Fracasa el intento de estudiar en el seminario de Annency para clericó, en 1732 da lecciones de música y se transforma en amante de madame de Warens. El contacto con esta mujer le espabila y hace que madure. En 1736 va a Ginera para recibir la parte de la herencia materna que le corresponde, al año siguiente va a Montpellier para curarse de una enfermedad de corazón.

A partir de ahora Rousseau luchará para labrarse un futuro estableA los 29 años presenta en la Academia de las Ciencias su proyecto, el éxito no le acompaña, pero después lo publica. Entabla amistad con Diderot, empieza la composición de una ópera: ‘’Las musas galantes’’. Sale para Venecia como secretario del embajador de Francia, pero lo abandona, le acusan de insolente y de mal lacayo, regresa a París sin dinero y se pone a copiar música para sobrevivir.

Diderot le encarga artículos de música para La Encilopedia. Reforma para la Corte una comedia de Voltaire, intima con una criada de veinticinco años analfabeta con la que tiene 5 hijos, todos ellos abandonados.
Cuando fue a visitar a Diderot a la cárcel leyó en el Mercure la convocatoria de un concurso organizado por la Academia de Dijon, sobre el tema: ‘’Si el progreso de las Ciencias y de las Artes había contribuido a corromper o a depurar las costumbres’’ la paradoja que presentó para el concurso le hizo saltar a la fama. Alcanza la gloria, pero una dolencia renal crónica sele agrava, deja el lujo y vuelve a la humilde vida de copista de música. La Academia propone otro concurso ‘’Cuál es el origen de la desigualdad de los hombres y si se justifica por la ley natural’’ se pone a la obra con este discurso.

En 1760 escribe El Contrato Social y dos versiones del Emilio, el parlamento manda quemar la segunda y manda a Rossseau a la cárcel. Rouseau huye a Suiza, allí encuentra un asilo encantador pero revoluciona contra él a los campesinos, apedreaban los cristales y Rousseau huye a una isla, pero un decreto le expulsa de allí.

Se va a Inglaterra donde David Hume le ofrece una casa en el condado de Derby; pero se pelea con Hume mientras trabaja en la redacción de los dos primeros libros de las Confesiones.

Se imagina que existe una conspiración de todos sus antiguos amigos, en complicidad con todo el género humano, para humillarle, deshonrarle y calumniarle. Vuelve a Francia con un nombre ficticio, luego en Monquin se dedica a la botánica.
Vuelve a parís y vuelve a ser copista de música a diez sueldas la pagina, las personas que quieren verlo se disfrazan de clientes para forzar su puerta. Rousseau rechaza a los curiosos, admiradores y a los protectores que le ofrecen.
Rousseau delira, incluso cree que las verduleras le venden más barato para humillarle, que las carrozas se desvían para aplastarle o salpicarle el barro, la tinta que le venden es blanca, para impedir que escriba, piensa que todo el mundo le espía y le vigila. Asi lo cuenta en sus ‘’Diálogos’’, que un día quiere depositar en el altar mayor de Notre-Dame pero se encuentra con la verja cerrada.
Fallece en Ermenonville en 1778, víctima de una apoplejía. Pero años después los revolucionarios trasladaron sus restos al Panteón; asi que la tumba de Ermenonville solo es un cenotafio.

He omitido todos sus líos amorosos porque si no se demoraba demasiado, pero en su vida amorosa fue todo un truhán.

El busto de Rosseau data de 1779 es obra del escultor francés Jean-Antoine Houdon. Se expone en el Louvre.
 Artículos relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario