martes, 5 de mayo de 2015

El término ‘’esencia’’ en Heidegger

Cuando hablamos de esencia en Filosofía tenemos muy inculcada la esencia platónica y automáticamente pensamos en ella, pero si hacemos esto no entenderemos a Heidegger cuando habla de esencia-

En Heidegger ‘’esencia’’ no significa la unidad inteligible que proporciona una idea a un concepto, aquí esencia no es una estabilidad ontológica, es decir, no es un uno inteligible que sintetiza una multiplicidad empírica.

No hay Filosofía sin creación de lenguaje, y lo que hace Heidegger el retorcer el lenguaje para que diga aquello que el lenguaje se resiste a decir, para liberar al lenguaje de esa comprensión del lenguaje como representación, como sentido, como referencia.

Cuando habla de la esencia de la nada hay una transformación significativa. El término esencia se dice en alemán Wesen, y lo significativo es que Heidegger saca juego lingüístico de la terminación ‘’en’’ que es propia de todos los infinitivos en alemán, con lo cual, el término esencia, que e un sustantivo y por eso va con mayúscula Heidegger lo convierte en un verbo, wesen, lo escribe en minúscula, y por lo tanto significará ‘’esencial’’.


Artículos relacionados:
Ser y Tiempo                                         Heidegger esquiando

2 comentarios:

  1. El verbo germánico "wes" es (ser); "wesan" que significa (habitar) ; "verweilen" (morar); "es west" forma antigua de (ello se halla en); "wessen" forma antigua de (estar en); el participio "wessend" se ha conservado en "an-wesend" (pre-sente) y "ab-wesend" (au-sente). El sustantivo "wesen" no significa originariamente el ser-eso, sino el durar del algo presente, la pre-sencia y la au-sencia.
    Para Heidegger el ser es algo distinto de la esencia. La esencia es el ente, pero no es el ser. Esta diferencia entre el ser y el ente es lo que Heidegger llama diferencia ontológica. No solo las realidades, sino incluso las esencias de Husserl, pertenecen al dominio de lo óntico;
    Solo el ser es lo ontológico, y, recíprocamente, lo ontológico concierne al ser en su diferencia con los entes. El sentido del "ser" es el problema radical de la filosofía; su objeto formal es el ser y no el ente.
    La pregunta por el "ser" no es un asunto de la gramática y de la etimología. El "ser" no es un ente y ninguna parte constituyente del ente. A la palabra y a la significación del "ser" no le corresponde cosa alguna.

    ResponderEliminar